Las 4 Categorías En Los Bienes Raíces

  1. Tierra: este es el punto de partida para hablar de inmuebles.  La tierra es una superficie física que incluye terrenos baldíos (urbanizados o no urbanizados) y terrenos agrícolas (granjas, huertos y bosques). Estos lotes, además, pueden ser con o sin desarrollo. 
  2. Residenciales: en esta categoría se incluyen todos los inmuebles que pueden funcionar como vivienda. Se trata de propiedades personales que no se destinan a la actividad económica. Pueden ser de nueva construcción o de segunda mano.
  3. Comerciales: los bienes raíces de esta categoría son propiedades dirigidas a generar ingresos. Las tiendas, oficinas o centros comerciales son ejemplos de estos. 
  4. Industriales: esta clase de propiedad se caracteriza por sus grandes dimensiones, aprovechadas especialmente para la fabricación o almacenamiento. Las naves industriales o las fábricas son dos claros ejemplos de esta categoría de bienes raíces. 

Entradas relacionadas